logo

¿Qué es una semiconserva? Descubre el exquisito mundo de las anchoas de Real Conservera Española

Las anchoas en semiconserva son uno de los manjares más apreciados de la gastronomía española con una historia que se remonta a siglos atrás. En Real Conservera Española, hemos perfeccionado el arte de la elaboración de anchoas, llevando a cabo un proceso meticuloso para crear auténticas delicias marinas. En el proceso de elaboración, conseguimos unas anchoas en semiconserva de la mejor calidad, que aseguran su sabor y durabilidad.

El arte de la semiconserva: anchoas que cautivan tu paladar

Una semiconserva es una técnica de conservación de alimentos que combina elementos de frescura y salazón para prolongar la vida útil de determinados productos, como las anchoas. La diferencia entre la conserva y semiconserva es que en la primera, los alimentos son completamente cocidos o esterilizados para extender su conservación. Sin embargo, las semiconservas se caracterizan por mantener una proporción más alta de sal y un contenido de humedad más elevado.

En el caso de las anchoas, la técnica de semiconserva es especialmente delicada, ya que permite preservar su frescura y sabor original mientras realza sus características únicas. La combinación de una selección minuciosa de ingredientes y el uso de aceite de oliva de alta calidad aseguran que las anchoas mantengan su textura suave y aroma exquisito.

La semiconserva es una forma de mantener las cualidades organolépticas de los alimentos y a través de Real Conservera Española, permite a los amantes de la gastronomía disfrutar de anchoas de Santoña excepcionales que capturan la esencia del mar Cantábrico en cada bocado. Con la semiconserva, cada lata de anchoas se convierte en una joya culinaria que destaca por su autenticidad y sabor.

Anchoado y semiconserva: la tradición marinera de saborear el mar Cantábrico

Las anchoas, pequeños peces de la familia Engraulidae, son capturadas en el mar Cantábrico, un entorno rico en nutrientes que les proporciona su característico sabor y textura. La especie más común utilizada para la elaboración de anchoas es el boquerón (Engraulis encrasicolus), que se encuentra en abundancia en esta región costera de España.

El proceso de anchoado es una delicada técnica de salazón y curado que implica la preparación y transformación de los boquerones en anchoas. En Real Conservera Española, seguimos métodos tradicionales transmitidos de generación en generación para garantizar la máxima calidad de nuestras anchoas. Los boquerones recién capturados son limpiados y desespinados a mano y con precisión antes de ser sumergidos en salmuera durante un tiempo. Posteriormente, las anchoas se dejan curar en barricas de madera para desarrollar su sabor distintivo y reducir su contenido de humedad.

En cada bocado de nuestras anchoas, se encuentra la herencia de una tradición centenaria y la dedicación de quienes día tras día trabajan con amor y respeto por el mar y sus tesoros. 

La temporada de costera es un período de gran importancia y expectativa en el mundo de la pesca. Este periodo se extiende a lo largo de los meses de primavera y verano, cuando se desencadena un fenómeno natural de migración masiva de los boquerones hacia las aguas del Mar Cantábrico para su proceso de desove.

La migración masiva de los boquerones en busca de aguas más cálidas y propicias para su reproducción, convierte a estos pequeños peces en su máximo esplendor, ofreciendo su mejor calidad y sabor. Es durante este momento óptimo de captura cuando los pescadores artesanales y marineros expertos se preparan para zarpar en sus tradicionales barcas, listos para aprovechar la abundancia y riqueza del mar.

Sin embargo, a pesar de la importancia económica y gastronómica de esta temporada, es crucial recordar la responsabilidad que implica la pesca sostenible y responsable. 

Una vez que los boquerones son capturados, inmediatamente pasan a través del proceso de anchoado, donde se transforman en las deliciosas anchoas de nuestra tienda gourmet online

Cuando saboreas nuestras anchoas, no solo disfrutas de una auténtica delicia culinaria, sino que también te unes a nosotros en nuestro compromiso con la sostenibilidad y el respeto por la naturaleza.

Anchoas de santoña: auténticas semiconservas en Real Conservera Española

Las anchoas en aceite de oliva de Real Conservera Española son el resultado de una cuidadosa selección de ingredientes, tradiciones culinarias arraigadas y un profundo respeto por el entorno marino. Desde el proceso de anchoado hasta su presentación en semiconserva, cada paso se lleva a cabo con dedicación y amor por el sabor auténtico de las anchoas. Se caracterizan por su tamaño ideal, textura suave y aroma exquisito. Cada lata contiene piezas seleccionadas cuidadosamente a mano y conservadas en aceite de oliva de la más alta calidad, lo que realza aún más su sabor y propiedades. 

Una de las características distintivas de nuestras anchoas de Santoña es su presentación impecable. Desde el momento en se seleccionan cuidadosamente a mano los boquerones hasta su disposición en las latas de semiconserva, nos aseguramos de que cada anchoa esté limpia, tersa y con un tamaño ideal que garantice una experiencia sensorial inolvidable.

Se presentan en un formato RO-170, una lata redonda elegante y sofisticada que refleja la importancia que otorgamos a la estética y la presentación. Cada pieza de anchoa es dispuesta cuidadosamente en esta lata, asegurando una experiencia visual de primer nivel.

Además, para quienes buscan una variedad más pequeña y exquisita, ofrecemos nuestras anchoas de Santoña en el formato RR-45, una lata rectangular cuyas piezas son más delicadas, perfectas para aquellos momentos especiales en los que se busca un toque de distinción en la mesa.

Cada lata es el resultado de la dedicación y el amor con el que trabajamos en Real Conservera Española para llevar a tu paladar el sabor del mar Cantábrico.

La conservación de nuestras anchoas de Santoña

Nuestra pasión por ofrecer anchoas en aceite de oliva en su mejor estado nos lleva a seguir estrictos protocolos para garantizar que cada lata que llega a tus manos conserve su frescura y sabor excepcionales. Nuestras anchoas, al ser una semiconserva, requieren un cuidado especial en su transporte y conservación para asegurar que lleguen a tu mesa con todo su esplendor. Esta es una de las diferencias entre la conserva y semiconserva.

Una vez elaboradas con esmero y presentadas en nuestras icónicas latas, nuestras anchoas son enviadas en transporte frío, una práctica esencial para mantener su calidad y frescura intactas. El transporte frío asegura que las anchoas se mantengan a una temperatura óptima durante todo el trayecto, evitando alteraciones en su sabor y textura.

Durante el transporte frío, el aceite de oliva utilizado en nuestras anchoas puede solidificarse parcialmente debido a las bajas temperaturas. Esto es completamente normal y no afecta en absoluto a la calidad del producto. Una vez que recibas tus anchoas de Santoña, es importante tener en cuenta su adecuada conservación. Al tratarse de una semiconserva, nuestras anchoas deben mantenerse en frío.

Es posible que al sacar las anchoas del frío el aceite de oliva aún se encuentre parcialmente sólido. Por esta razón, te recomendamos atemperar las anchoas a temperatura ambiente durante aproximadamente 10 minutos antes de su consumo. De esta manera, permitirás que el aceite de oliva recupere su estado líquido y, al mismo tiempo, podrás apreciar toda la plenitud de sus sabores y aromas.

Este proceso de atemperar no solo realza la experiencia gastronómica, sino que también te permite disfrutar de nuestras anchoas de Santoña en toda su riqueza y delicadeza. Con cada bocado, podrás saborear el resultado de nuestra dedicación y el cuidado con el que tratamos cada lata que llega a tu mesa. ¡Disfruta del placer de cada bocado, atemperado y listo para deleitarte con sus sabores inigualables!